Caída en el último del año

El Palencia Cristo Atlético no pudo acabar el año como deseaba; regalando a su afición una victoria en Segovia. La Albuera fue testigo de un partido en el que una gran Gimnástica Segoviana fue mejor que los palentinos y así se vio reflejado en el marcador.

El encuentro comenzaba, en una tarde soleada, con la posesión para los locales. A pesar de ello, la primera ocasión del partido llegó para los de Rubén Gala con un cabezazo de Ramón que pudo desviar el hombre que le marcaba en el corner.

Seis minutos después, Dani Burgos lo intentaba con un chut desde muy lejos que no logró encontrar portería. En el minuto veintiuno llegaría el primer gol de la Gimnástica Segoviana con un disparo raso al que no pudo llegar Adriá.

La Segoviana seguía imponiendo su ritmo de partido, siendo para ellos la posesión y las ocasiones. De este modo, dos minutos antes del descanso, llegó el segundo gol de la Segoviana.

Cuando el árbitro iba a pitar el final de los primero cuarenta y cinco minutos, el portero local despejaba el balón, el cual rebotó en la espalda de Kike y estuvo a punto de introducirse en la portería. Pero la suerte no estuvo de cara a los morados.

Los primeros minutos de la segunda mitad fueron los mejores para los palentinos. La intensidad con la que salió el Palencia Cristo hizo que estos gozaran de más peligro en ataque. La más clara fue un mano a mano de Kike en el minuto setenta de partido. Disparó y el portero logró blocar la pelota.

Ya a partir de este momento, el ritmo del partido hizo mella en ambos equipos. La intensidad del encuentro disminuyó, lo que se tradujo en un partido más aburrido y sin alicientes para los espectadores. Con este resultado de 2-0 se llegó al final.

Este sitio utiliza cookies para mejorar tu experiencia de navegación