El Palencia Cristo Atlético se reivindica ante La Granja

El Palencia Cristo saca pecho en La Balastera y se lleva los tres puntos ante el conjunto segoviano de La Granja. Los morados liderados por Pablo Huerga supieron encontrarle las cosquillas al conjunto visitante y de esta manera encajan otra goleada para demostrar que el equipo morado en casa es un auténtico rodillo

El equipo local arrancó el encuentro bastante enchufado, superando en todas las facetas al conjunto rojillo. Los morados se hicieron con el control del cuero y creaban ocasiones de peligro de forma continuada. Sólo 10 minutos fueron necesarios para que los palentinos se pusieran por delante. Alvarito ponía el 1-0 en el luminoso tras una gran jugada. Tan sólo dos minutos después llegaría el tanto de Zubi, poniendo así el 2-0. Los locales estaban en estado de gracia, los fantasmas del partido de Ávila desaparecieron y los morados estaban siendo más efectivos que nunca.

Tras los dos tanto, el encuentro se equilibró, aunque el Palencia Cristo Atlético marcaba los compases. Los visitantes buscaban sorprender al contraataque a través de un juego muy directo, con el fin de ganar la espalda a los defensores morados, pero una sólida defensa morada repelió cualquier ocasión de peligro. Adrián Pérez y Zubi pudieron ampliar distancias al término de la primera parte, pero así se llegó al descanso.

Con el paso por vestuarios arrancó la segunda mitad. Los morados salieron aletargados, de esta manera se cometieron de forma continuada varios fallos defensivos, en los que Adriá fue providencial ya que salvó varias ocasiones de gol. Aún así, los visitantes consiguieron perforar la malla local a los nueve minutos de juego, recortando así distancias en el marcador. Prácticamente un minuto después, los morados ponían el 3-1. Un remate de Adrián Pérez repelido por el cancerbero visitante, dejó el rechace en los pies de Adrián Herrera, éste como un ratón de área cogió el esférico y lo mando al fondo de la portería. Los morados no levantaron el pie del acelerador, querían más, muestra de ello fue el tanto de Viti. Una mala recepción de balón del defensa, provocó que Viti recuperase el cuero y desde la frontal mandase un remate pegado a la cepa del poste, donde el cancerbero no logró llegar. Fue el cuarto gol morado.

Tras el tanto, los visitantes no bajaron los brazos, a través de la banda conseguían superar a la defensa morada, de esta forma llegaría el tanto de Koby. Un zapatazo desde la frontal se coló por la portería defendida por Adriá, poniendo así el 4-2. Los morados tras el segundo gol de los segovianos no iban a permitir más acciones de peligro, se pusieron el mono de trabajo y de esta manera se sucedieron la ocasiones de peligro. Ivi, en el minuto 63, su remate impactó en el larguero. Huerga daba frescura a algunos de sus jugadores, entrando en el terreno de juego Jaime Pelayo, el autor del quinto y último tanto del encuentro. Un contraataque de libro, Jaime Pelayo se quedó sólo ante el portero y definió de forma magistral para poner así el quinto gol. De esta forma terminaría el encuentro, los palentinos recuperan sensaciones y se preparan para visitar La Eragudina.

El Palencia Cristo Atlético tras los tres puntos logrados ante el CD La Granja se sitúan sextos a tres puntos de Play-Off.

#VamosCristo

Este sitio utiliza cookies para mejorar tu experiencia de navegación