Festival de goles en La Balastera

Cristo - Almazan

Otra victoria más. El Palencia Cristo sigue gestando una magnífica temporada. Los morados sobrepasaban hoy a un Almazán que jugó con uno mas todo el partido pero que nada pudo hacer para superar al equipo de Jonathan Prado.

La primera parte comenzaba muy de cara para los sorianos. En el minuto 2 Guille era expulsado directamente y el conjunto visitante gozaría de un penalti para abrir el marcador. Pero ahí estuvo él, Chema. El portero palentino paró el penalti y no iba a ser la última buena parada que hiciera en todo el partido. En el minuto 14 el Almazán pudo adelantarse de nuevo, pero el árbitro anuló su gol por fuera de juego. Ocho minutos después Viti iba a hacer el primero para los locales. En el 26 los sorianos tendrían una ocasión de oro para empatar, pero Chema estuvo espléndido con una parada a bocajarro. En el 29 Adri se plantaba solo ante el portero, pero su chut cruzado tocó en la mano del guardameta y se fue a córner. En el 45 Ivi iba a tener una oportunidad clarísima. Pase de la muerte de Zubi que Ivi mandó fuera por muy poco. Cuando parecía que el primer tiempo estaba acabado, en el descuento el Almazán marcó el empate. Fue Culebras el encargado de poner el 1-1 en el electrónico.

La segunda parte comenzó de cara para los palentinos. En el primer minuto, Alvarito aprovechaba un pase de la muerte de Zubi para empujar a placer y hacer el segundo tanto de los locales. Nueve minutos después una réplica de esta jugada llegaría y el mismo hombre conseguía hacer el 3-1. Está vez sería Adri quien diese la asistencia. El jugador morado acumuló dos asistencias en el partido. En el 71 iba a llegar el cuarto para el Palencia Cristo. Sería obra de Zubi, tras un sombrero que hizo que todos los asistentes de La Balastera se levantasen de sus asientos y pronunciasen un sonoro “ooooh“. Y un minuto antes del final, Abajo ponía la guinda del pastel tras un potente disparo que se coló en la portería rival. Con este resultado de 5-1 se llegaría al final del partido.