Golpe sobre la mesa

El Palencia Cristo Atlético consigue romper su mala racha fuera de casa tras una victoria ante el Atlético Astorga (1-2) pasada por agua. Los palentinos supieron jugar bien sus cartas ante un Atlético Astorga que generó mucho peligro, pero que no tuvo demasiada pegada. Los morados tras el segundo gol, supieron aguantar la continuas acometidas de los locales para lograr unos tres puntos muy valiosos.

Tras la victoria del jueves ante La Granja, los palentinos visitaban a domicilio al Atlético Astorga, cuyo objetivo era la de salir victoriosos de La Eragudina, un campo en el que sólo ganó el Numancia B en esta presente temporada.

El conjunto de Pablo Huerga saltó al césped mejor que el equipo local. A través de balones largos, en concreto, a Zubi y Adrián Pérez, conseguía crear peligro sobre la portería defendida por Juan Berlana. En tan sólo 5 minutos de partido, los palentinos se ponían por delante gracias al tanto de Alvarito, que consiguió rematar el cuero en un barullo en el área local.

Los locales no se achantaron, aprovecharon que la zaga morada no se había reordenado tras el tanto, para lograr el tanto de la igualada. Dos minutos después, Roberto Puente recortó distancias para los maragatos. El delantero astorgano recibió un pase de cabeza tras el saque de esquina y remató el balón al fondo de la portería, sin la posibilidad de que Adriá llegase a detener el remate.

Tras el gol local, el encuentro se equilibró, aunque los locales llegaban con más claridad a la portería defendida por Adriá. El capitán del Atlético Astorga, Diego Peláez, pudo poner el 2-1 en el luminoso en una jugada calcada a la del gol, pero su remate se marchó fuera. Los de Pablo Huerga seguían creando peligro a través de Zubi y Alvarito, pero Juan Berlana se encargó de desbaratar toda ocasión de gol de los morados.

Al término de la primera mitad, ambos equipos pudieron marcar gol. Alvarito pudo marcar el segundo tanto morado, pero un paradón de Berlana evitó el gol. En cambio, el Atlético Astorga pudo irse al descanso ganando en el marcador, si no hubiese sido porque el remate de José Manuel se estrellase con el palo.

Arrancó la segunda parte y comenzó a diluviar sobre el césped de la Eragudina. Los morados aprovecharon la velocidad del césped para meter pases incisivos a los extremos. Los morados en cada jugada de ataque, generaban una ocasión de gol, la defensa margata achicaba agua como podía, pero Adrián Pérez y Zubi generaban mucho peligro. Tras varios avisos de los morados, llegó el tanto de los palentinos. La jugada arrancó con una buena salida de balón por parte de Zubi, éste se la cedió a Adrián Pérez que tras una carrera por la banda, pasó en profundidad para Alvarito, éste puso un magnífico centro al segundo palo para que Zubi, de cabeza, rematase el balón al fondo de las mallas, haciendo así el segundo tanto de los morados.

Después de gol, los palentinos se hicieron muy fuertes en defensa, repeliendo cualquier ocasión de peligro del equipo local, que achuchó mucho en los últimos 25 minutos del encuentro tras el gol de los palentinos. Los morados muy bien plantados atrás frenaron a los locales que buscaban el gol de la igualada de todas las formas. El Palencia Cristo siguió buscando el tercer gol, a través de un juego directo, intentando ganar la espalda a la defensa visitante. Tras varias ocasiones de peligro del equipo local que fueron en vano gracias a un buen trabajo defensivo de los palentinos se llegará al final del encuentro.

Los morados encadenan dos victorias consecutivas y se colocan sextos a un punto de puestos de Play-Off.

#VamosCristo 💜

Este sitio utiliza cookies para mejorar tu experiencia de navegación