La novena bajo la lluvia

Palencia Cristo - Real burgos

Si buscamos algún adjetivo para calificar la campaña que están haciendo los pupilos de Jonathan Prado es posible que no encontremos ninguno de ese calibre. El domingo sumaban otra victoria más. Van nueve consecutivas, es decir 27 puntos. Se dice pronto, pero si les preguntamos a los jugadores seguro que nos dicen que es fruto del gran esfuerzo que realizan día a día y de la ilusión por soñar con un bonito puesto en el playoff de ascenso. Pero no nos centremos en eso. Vamos a hablar de los tres puntos que cosecharon en la tarde del domingo.

Sin duda alguna hablamos de un partido bonito. La primera parte quizá no tanto. Es verdad que el Palencia Cristo Atlético salió mejor que el Real Burgos o, al menos, con más intensidad. Esta mitad fue bastante más horizontal que la segunda. En el minuto cinco hubo un susto cuando el conjunto burgalés estuvo a punto de hacer el primero tras el disparo de una falta directa. El esférico a punto estuvo de introducirse en la portería de Guille, que volvía de cumplir sanción.

Dos minutos después llegaría una gran ocasión para Alvarito. El ’11’ morado recibía de espaldas con el pecho, se daba la vuelta y enganchaba un chut que se fue rozando el palo izquierdo de la portería rival. En el 34 Ivi iba a rematar un córner que detendría el portero rival sin complicación. Dos minutos después llegaría la mejor del Palencia Cristo en la primera parte. Balón que le caía a Viti que, sin pensárselo dos veces disparaba a portería con una potencia significante y que iba a blocar el portero, pero este dejaba el balón muerto a pocos metros de la linea de gol y a punto estuvo de aprovecharlo Jesús Torres para abrir el electrónico.

Este mismo jugador también tuvo una gran oportunidad de hacer el primero cuando le llegaba un pase alto que intentó prolongar superando por arriba al arquero rival, pero este conseguía estirarse lo suficiente como para parar el esférico. Se llegaría al descanso con el empate a cero en el marcador.

Ya la segunda parte sería otro partido distinto. Bien por la charla con el míster en el descanso ayudado por el césped rápido debido a la lluvia, el Palencia Cristo Atlético salió con más intensidad y un objetivo claro: ganar el partido. Ya desde el minuto 48 los morados tendrían ocasiones. En dicho minuto, Jaime Pelayo cedía el balón a Jesús Torres que chutaba por encima del larguero.

Tres minutos después, llegaría el primero del partido. Fue obra de Ivi. Poco después, en el minuto 57 Alvarito hacía el segundo. Muy buena temporada la que está cuajando el atacante morado que está ayudando mucho al equipo tanto por su juego como por sus goles. La única mala noticia del partido llegaría por la expulsión de Adri que, tras ser cambiado, el colegiado del encuentro interpretó que debía sacarle la segunda amarilla.

Un minuto antes del final, Diego Gil -que había sustituido a Jesús Torres minutos antes- sentenciaba el encuentro. Así se llegaba al final del partido, con el positivo resultado de 3-0 y la importante portería a cero.

La jornada que viene, el Palencia Cristo Atlético se enfrentará al CD Becerril en el Mariano Haro en lo que será el segundo derbi de la temporada.