El Palencia Cristo Atlético se reivindica ante el Burgos Promesas 2000

Cristo - BP2000

El Palencia Cristo Atlético sumaba en la tarde de hoy tres puntos más. Los de Jonathan Prado sabían de la importancia de este partido que si ganaban les permitía alejarse de los puestos de descenso y mirar hacia arriba, de cara a las plazas altas de la clasificación. Y así lo hizo el conjunto morado, en un partido en el que el combinado palentino fue superior a su rival, el Burgos Promesas 2000, y cosechó otros tres valiosos puntos.

El partido comenzaba muy igualado. Ambos equipos manejaban el balón y la posesión era prácticamente un 50% para los dos. Tanto el Burgos Promesas como el Palencia Cristo tuvieron ocasión de adelantarse en el electrónico, estos últimos con un buen cabezazo de Kike que se fue muy cerca del travesaño.

Pero el partido se pondría de cara para los locales cuando en el minuto 31 el árbitro señalaba un penalti a favor de los pupilos de Jonathan. El encargado de ejecutarlo sería Zubi, que no perdonó e introdujo el esférico en la portería rival tras conseguir engañar de manera astuta al guardameta burgalés.

Con este resultado el árbitro indicó el final de la primera mitad en el Estadio Municipal de La Balastera.

Muy bien comenzaban los palentinos la segunda parte, cuando en el minuto 46, un disparo lejano majestuoso del 9 morado Diego Gil perforaba la malla visitante. Gracias a este gol de Diego el Palencia Cristo Atlético se ponía por dos goles de ventaja ante el Burgos Promesas.

El combinado visitante intentaba por todos los medios igualar el partido pero la defensa del Palencia Cristo estuvo correcta y puso las cosas difíciles a los atacantes burgaleses. Corría el minuto 69 cuando Kike batía al portero del Burgos Promesas para poner el 3-0 en el luminoso y sentenciar el partido. Con este resultado se llegó al final del encuentro.