Punto de oro

Cristo - Salmantino

¡Qué empate! Lo que vivimos en la tarde del domingo fue un auténtico partidazo. Un duelo de titanes con todas las letras. Palencia Cristo y Salmantino se enfrentaban para seguir en la lucha por el playoff. No fue un partido fácil para ambos ya que detrás había equipos muy rocosos. Al final, reparto de puntos en La Nueva Balastera. Pudo ganar cualquiera.

La primera parte fue muy pareja. Ambos equipos poseían el balón con calma, sin hacer mucho peligro en el área rival. Quizá salió mejor el Salmantino o, al menos, con más agresividad. A pesar de esto el primer disparo del partido fue para los morados, aunque atajó bien Rodri.

En el minuto catorce llegaría la primera para el Salmantino. Amaro remataba un centro colgado por Emilio. Sin embargo, atraparía a la perfección Guille. En el minuto veinte de nuevo Amaro probaría fortuna con un chut que se iría muy alto.

En el veintinueve continuaba el asedio charro. Ortiz disparaba desde el borde del área pero el balón se iba desviado por encima de la portería de Guille. En el treinta y uno era turno del Palencia Cristo. Ivi lo intentaba con un disparo raso que no encontraba portería.

En los últimos compases de la primera mitad el Salmantino gozaría de una falta. Amaro la centraba pero el balón no encontró rematador. En el cuarenta y cinco se tornaba la cara de la moneada. Falta para el Palencia Cristo que Alvarito no iba a transformar. Con este resultado se llegó al final de la primera mitad.

No podía empezar de mejor forma la segunda parte para los visitantes. Tan solo dos minutos le hicieron falta a Juanan para adelantar al combinado blanco. Jarro de agua fría para los de Jonathan que no se esperaban verse por debajo en el marcador.

A partir de este momento, la mentalidad palentina cambió. La afición apoyó a los suyos con cánticos y aplausos en la grada. El equipo respondía. No se daba ni un solo balón por perdido. Los morados corrían a contracorriente para lograr el empate.

En el minuto cincuenta y nueve el árbitro anulaba un gol a Murci por fuera de juego. En el sesenta y seis Diego Gil dispondría de una magnífica ocasión para empatar. Le caía un balón al ‘9’ morado en el punto de penalti y este intentó lo más difícil -o lo que mejor le vino en ese momento-. No le salió la vaselina y el balón se fue alto.

Lo seguía intentando el Palencia Cristo. El Salmantino defendía como gato panza arriba ya que los del Otero asediaban el área rival. Y llegó la buena noticia. Corría el minuto ochenta y cuatro cuando tras el saque de un córner un jugador charro cometía penalti. Se lo adjudicó Zubi, que lo transformaba engañando totalmente a Rodri.

Susto para la afición morada cuando en el minuto ochenta y ocho Martín Galván hacía gol, pero el árbitro lo anuló por fuera de juego. Además, amarilla para este por protestar.

Finalmente, punto muy sufrido y sobretodo muy trabajado para ambos equipos.