Seguimos soñando

Cristoooooooooo

El Palencia Cristo Atlético ha empatado en la tarde del domingo frente al Atlético Astorga. Sin duda, el partido más intenso vivido en el feudo palentino de la temporada. Hasta el último minuto iba perdiendo el combinado local cuando… se desató la locura.

El encuentro no podía empezar de mejor manera para los morados. Ya en el minuto uno se adelantaron gracias a un gol de Adrián Pérez. El partido se ponía cuesta arriba para el Atlético Astorga a pesar de que los de Jonathan redujeron una marcha  que permitió al cuadro maragato contar con mayor posesión.

De esta manera, en el minuto diez llegaría una gran ocasión para los visitantes. Salvaría Merino que cortó de manera providencial el esférico salvando lo que sería el empate.

En el minuto veintiuno lo intentaría Pablo tras chutar desde fuera del área en la salida de un córner. A pesar del buen golpeo el balón se fue por encima de la portería del Atlético Astorga.

En el treinta y dos Guillermo salvaría a los locales. El guardameta morado fue uno de los jugadores destacados el encuentro ya que hizo paradas de mérito que permitieron al Palencia Cristo a seguir con vida. Gran parada en un mano a mano desviando el balón a saque de esquina.

Dos minutos empataría el Atlético Astorga después de un error en la defensa palentina. En este momento el Astorga cogió las riendas del partido, dominando y pudiendo hacer el segundo.

Cinco minutos antes del descanso Diego Gil lo intentaría por medio de un disparo muy flojo que atrapó sin problema el portero rival. Con el resultado de 1-1 el árbitro mandaría a los jugadores a túnel de vestuarios.

Los primeros tramos del segundo tiempo eran pausados, sin un dominador claro y sin ocasiones para ambos. En los minutos setenta y dos y setenta y tres Guillermo volvía a salvar al Palencia Cristo. Fue buena sobretodo la segunda parada, despejando el lanzamiento de una falta que se encaminaba al fondo de la malla.

Cuatro minutos después marcaría el Astorga de cabeza. Los visitantes se ponían por delante en el marcador a falta de poco más de diez minutos para el final del partido.

Dos minutos antes del noventa la tendría Jaime Pelayo de cabeza. Ya en el descuento, Salt también tendría una gran oportunidad para poner el empate. Pero fue en el último minuto cuando el éxtasis reinó en La Balastera. Jesús Torres acababa de poner las tablas en el marcador y el árbitro señalaba el final del partido.

Punto vital para el Palencia Cristo que depende de sí mismo para lograr el playoff. Se medirá el próximo fin de semana al Bupolsa.