Victoria por la mínima

Con suspense se llevaba el Palencia Cristo Atlético otra victoria más. Como es habitual en casa, los de Pablo Huerga acabaron llevándose los tres puntos, aunque está vez el resultado no fue tan agigantado como en partidos anteriores. Una de las razones de ello es la buena cara que plantó la CyD Leonesa B, que demostró tener una escuela de futbolistas muy completa.

Si preguntamos a los asistentes de La Balastera les dirán que la primera parte fue aburrida. Fue una pequeña guerra táctica. Ambos conjuntos trabajaron bien sin balón y no quisieron tomar determinados riesgos que pudieran acabar en una contra rival. Eso se vio reflejado en el numero de ocasiones para ambos equipos. Pequeños acercamientos sin mayor problema.

La mejor de la primera mitad fue para los visitantes. Romagnoli recibía un balón y probaba fortuna con un gran chut al que Adriá respondió de buena manera para estirarse y repeler el balón a córner.

La segunda mitad fue otro cantar. El Palencia Cristo activó una marcha más y ya en el cuarenta y nueve Álvaro iba a tener una buena ocasión tras conectar un cabezazo en un córner.

En el cincuenta y ocho llegaría el primer y último gol del partido. Le caía un balón a Dani Burgos que, sin pensárselo dos veces, remató el balón introduciendolo en la portería visitante.

A partir de este momento, el Júpiter Leonés se vino arriba con el objetivo de hacer el empate pero no lo consiguió. Hasta la última jugada del partido los leoneses dieron guerra pero la defensa palentina se mostró férrea atrás, consiguiendo dejar la portería a cero.

Este sitio utiliza cookies para mejorar tu experiencia de navegación