Victoria trabajada en el derbi

Becerril - Palencia Cristo

El Palencia Cristo Atlético lograba en la tarde del domingo otra victoria más. Esta vez la décima, logrando igualar el récord que estableció el equipo de Lolo Infante la pasada campaña. No fue pan comido, pues enfrente estaba un grandísimo rival como lo es el Becerril.

Desde el principio el Palencia Cristo Atlético dominó el encuentro aunque la primera llegada sería del combinado becerrileño. Carlos chutaba aunque muy mordido salía el esférico de sus botas. Cinco minutos después tendría la primera el equipo capitalino cuando Diego Gil disparaba por encima del travesaño. En el 26 un centro muy peligroso de Alvarito no iba a encontrar rematador. De haberlo hecho hubiera supuesto el primero para los visitantes. En el minuto 34 otra vez Gil tendría una buena ocasión para hacer gol. Testarazo que se iba por el lado izquierdo de la portería defendida por Ortega. Pasaban los minutos y el Palencia Cristo seguía dominando y haciendo acercamientos al área local, sobretodo por medio de Diego Gil y Alvarito. Al filo de descanso, en una jugada bastante desordenada estuvo a punto de llegar el gol para los hoy blancos, pero nadie remataba. El árbitro señaló el final de la primera parte.

La segunda mitad iba a ser otro partido. Esta vez fue el Becerril el que cogió el mando del partido, logrando la posesión y con buenos acercamientos pero, la zaga del Palencia Cristo estuvo muy sólida y Guille muy seguro bajo palos. Varo tendría una buena oportunidad de batir a Guille pero este blocó a la perfección. Quizá con la entrada de Jaime que sustituyó a Javi Pelayo el Palencia Cristo adquirió más chispa y más peligrosidad. Después de una gran jugada de Jaime, que había sorteado a varios rivales, este chutaba pero el balón se iba a ir por encima del larguero. En el minuto 83 llegaría el éxtasis para los de Jonathan Prado pues Jesús Torres, que había sustituido a Diego Gil minutos antes, marcaba el primero para los visitantes. Pero esto no iba a ser lo último pues, dos minutos después Alvarito iba a hacer la boca agua a los espectadores del Mariano Haro con un auténtico golazo de falta a la que no pudo llegar Roberto Ortega.

Pero el Becerril no se dio por vencido y luchó hasta el final, logrando en el 90 recortar distancias a través de Crespo. Le tocaría sufrir al Palencia Cristo en el descuento pero, finalmente el colegiado indicó el final del partido certificándose la décima victoria consecutiva de los chicos de Jonathan Prado.