Empate agridulce ‘in extremis’.

El Palencia CA logró un valioso y trabajado punto en la tercera jornada de liga, tras empatar (1-1) ante la AD Unión Adarve en La Balastera.

El pasado domingo visitó La Balastera el líder, UD Adarve, y muchas eran las ganas y la ilusión del Palencia CA de resarcirse y volver a encontrarse con la victoria, tras la derrota ante el Compostela. El partido comenzó con respeto entre palentinos y madrileños, pero con mucha decisión de juego por parte de los de Rubén Gala. Durante toda la primera parte del choque se vivió mucha igualdad sobre el césped, ambos equipos buscan incomodar al rival, pero con mucha seriedad y sin cometer errores. Hasta los minutos finales del primer tiempo se vio un duelo poco visto, pero intenso, y no fue hasta entonces cuando se empezó a romper la dinámica de la igualdad. Al descanso se llegó con algún disparo desde fuera del área y alguna ocasión desviada por poco a favor se los visitantes, que inquietaron a los morados, pero esto también tuvieron sus oportunidades tanto a balón parado como de juego combinativo, teniendo la sensación de superioridad los de Gala sobre su rival.

Una vez finalizado el paso por los vestuarios, dio inicio el segundo periodo del partido, que arrancó de la peor forma posible para los intereses del Palencia CA. En el minuto cincuenta de choque la Unión Adarve se puso por delante en el marcador, en una jugada tan desafortunada como rápida los madrileños hicieron el 0-1 en una contra casi perfecta para ellos. Después de un despeje en su propio campo, el balón llegó hasta la esquina diestra del área grande del Palencia CA, en botas del visitante Alburquerque, que disparó y el esférico se coló en la portería tras toparse con el defensa morado Gallego. Al Palencia CA se le ponía todo en contra para poder sacar los tres puntos en su feudo, pero aún quedaba mucho tiempo y el conjunto morado no le perdió nunca la cara al encuentro.

El gol visitante, que hizo un efecto inverso a lo habitual, hizo que los de Gala mostrasen más sus armas y dominasen más el juego y el ritmo del duelo, pese a que iban por detrás en el resultado. Estos persiguieron el gol mediante un gran trabajo ofensivo, y defensivo en las escasas ocasiones que la Unión Adarve buscó ampliar el marcador. Con mucho juego por las bandas y generando importante peligro se encontraban con un providencial portero visitante y también una férrea defensa. En botas de Erik, Diego o Edu estuvieron las mejores ocasiones durante el transcurso de los minutos, pero aún sin el premio del gol. En minuto 65 de partido el conjunto Madrid se quedó con diez jugadores sobre el césped, debido a la expulsión de Calleja por doble tarjeta amarilla, y al Palencia CA se le quedaba un poco más de cara la igualada. El técnico palentino, Gala, introdujo los primeros cambios en el minuto 75, en busca de la difícil remontada, y lo hizo arriesgando. Se retiraron del terreno de juego Álvaro y Adri Pérez y entraron en su lugar Rafa Gómez y Jesús Torees, este último acompañaría en lo más alto del ataque a ‘Frodo’ hasta el final.

El tiempo restante en La Balastera fue prácticamente un monólogo de los morados, que veían como su rival se escapaba con los puntos, después de tanto insistir, sobre todo en el tramo final. Se sucedieron más cambios en los locales, a falta de pocos minutos para el pitido final, salieron del campo tanto Juan Silva, sustituido por Iker Pérez, como Diego González y Javi Bueno, que derrocharon todo de ellos mismos, y dejaron paso a ‘Vivito’ y a Josua, para afrontar los últimos compases, que fueron los más importantes. En el minuto 90 el jugador morado Rafa estrelló el balón en el palo, en la que fue la ocasión de oro hasta el momento de los locales, que se veían morir en la orilla, pero no se rindieron. De tal forma fue esto que, en la última jugada del choque, en el minuto 94 (cuatro de tiempo añadido) Josua cayó derribado dentro del área del Adarve y se indicó penalti a favor de los morados. Erik fue quien lo transformó desde los once metros e hizo así el definitivo 1-1. Este empate dejó a los de Gala exhaustos, tras un titánico esfuerzo, de un partido que, como dijo el técnico posteriormente, casi se les escapa, pero podrían haberlo ganado perfectamente. Con cuatro puntos en el casillero y con ganas de seguir sumando, el PCA piensa ya en el CD Móstoles.