J1 | Una primera victoria histórica

El Palencia Cristo Atlético consiguió la primera victoria (2-1) del año en su debut en la nueva Segunda RFEF, ante el Coruxo CF en La Balastera,

Ilusión, ambición e intensidad son algunos de los términos con las que se podría definir la primera jornada de liga, que osará ya a la historia, para el Palencia Cristo Atlético, que se estrenaba en la nueva y reconvertida Segunda División B, y no lo pudo hacer de mejor forma. Desde las 12:00h del domingo rodaba el balón en La Balastera y tanto el Palencia Cristo como el Coruxo FC comenzaron el partido contra mucho respeto, pero dejaban señas de lo que se venía: igualdad y juego intenso. Durante los primeros compases de encuentro el conjunto vigués fue el que llevó el peso del mismo y dominador, que gozó de algunas tímidas ocasiones, como saques de esquina o balones parados, que le acercaban con más frecuencia al área palentino. A los ocho minutos de inicio pudieron adelantarse los visitantes por mediación de su delantero Silva, tras una salida en falso del portero morado, Guille, pero el atacante no llegó a conectar con la pelota para aprovechar su oportunidad.

Tal y como avanzaban los minutos en el marcador, y continuaba el resultado inicial, así se asentaba el conjunto de Rubén Gaia en el choque, que fue de menos a más. En la consiguiente media hora de juego se vio sobre el césped a dos equipos con ideas claras, pero que no lograban culminarlas, así pues se mantenía la igualdad en prácticamente todos los aspectos, y cada vez que pisaban área rival era de peligro para el contrario. En el minuto treinta llegó la oportunidad más clara, en favor del conjunto gallego, pero que Guille y la defensa mirada consiguieron solventar.

El partido comenzó a romperse desde ese momento y al filo del descanso llegaron los momentos más vistosos e intensos del primer tiempo. En el minuto 42 el Coruxo FC se adelantaba en el marcador con un gol en propia meta del defensa morado David Gallego, tras un centro en ataque del visitante Pablo Crespo, y hacía el 0-1 que enmudeció a los aficionados asistentes en La Balastera. A quien no calló fue al equipo palentino, que casi sin tiempo para asimilar el golpe en contra, dos minutos después, en el minuto 44, puso el empate (1-1) en el electrónico por mediación del delantero Alfredo Sualdea ‘Frodo’ y, seguidamente el colegiado indicó el descanso. De esta forma, los de Gaia se iban a vestuario con cierta tranquilidad y con una sensación más dulce de lo que esperaban.

Una vez que los dos equipos pasaron por los vestuarios, arrancó la segunda parte con los mismos protagonistas que al principio del partido. Los primeros instantes de retorno al césped dejaron ya pistas de cómo se iba a desarrollar después el resto de minutos. El calor y, sobre todo, el gol local en el último suspiro de la primera mitad fueron dos de los factores determinantes que acusó el Coruxo FC en este tiempo. El Palencia Cristo salió del descanso convencido y con muchas ganas, se acomodó y se hizo dueño y señor de un partido que, poco a poco, tenía más opciones de ganar. Los morados creaban peligro y no dejaban reaccionar a su rival que, por momentos, se veía desbordado, aunque siempre con vida en el duelo. Tanto es así que, en el minuto 58, los vigueses tuvieron seguidas ocasiones de hacer gol, pero se toparon, de nuevo, con una defensa morada y un Guillermo imperiales.

Se sucedían los minutos en el estadio capitalino y los de Gala comenzaban a atar cada vez más al rival, que no se enganchaba al ritmo que el Palencia Cristo imponía, y que aumentó con los acertados cambios locales. A la hora de juego se retiró del campo Juan Moreno y entró en su lugar Adri Pérez, que ayudó a que los morados tuviesen más de cara el encuentro. El gol decisivo llegó en el minuto 69, cuando ‘Frodo’, de nuevo, mandó al fondo de la red un balón medido que recibía de su compañero Juan Silva desde el lateral diestro del área. Así, los palentinos daban la vuelta al marcador ponían el 2-1 que, posteriormente, les daría la victoria. El choque podía parecer ya cerrado, pero los de Vigo no le perdieron nunca la cara, insistieron con valentía y buscaron un empate que nunca llegaría, gracias al trabajo y buen hacer del Palencia Cristo. Este supo guardar bien lo que tenía, los tres puntos, con un buen juego defensivo, algunas oportunidades para ampliar el resultado y con acierto en el resto de sustituciones que realizó Rubén Gala: Edu, Javi bueno, Diego y ‘Frodo’ abandonaron el césped, y dejaron su lugar a Josua, Álvaro G., Jesús Torres y Rafa, todos ellos en ese orden.

El primer choque liguero murió en el minuto 94, tras cuatro minutos de tiempo añadido, con un Palencia Cristo con buenas sensaciones, de fortaleza física y mental, y tres primeros puntos históricos, en la nueva categoría, que servirán de gran refuerzo para afrontar el camino que los morados acaban de empezar.

Alba Guerra. Fotografías: Andrea Marcos & JA Montalbán.